Como movimiento social y político, rechazamos la decisión de la Alianza Cívica de regresar a la mesa de negociación sin que el gobierno haya dado muestras de verdadera voluntad política.

La coalición universitaria cuenta con nuestro total respaldo en su decisión de no formar parte de las negociaciones hasta la liberación de todos los presos políticos y el cese de la represión.

Creemos que el diálogo es la única salida pacífica; no obstante, rechazamos rotundamente que los presos políticos sean considerados monedas de cambio en la negociación con el gobierno.

Es necesario que se garanticen las siguientes condiciones para volver a sentarse en la mesa de negociación:

  1. Anulación de los juicios amañados y libertad para todas y todos los presos políticos.
  2. Restablecimiento pleno de los derechos y garantías constitucionales: cese inmediato a la represión y libre movilización.
  3. Reingreso de las organizaciones encargadas de velar por los derechos humanos.

Por tanto, urgimos a la comunidad internacional a seguir ejerciendo presión sobre el Estado de Nicaragua desde sus espacios e instamos a las demás organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales y la ciudadanía en general comprometida con la libertad y la democracia, a unirse este sábado 16 de marzo a la movilización en demanda de la liberación de todas nuestras hermanas y hermanos encarcelados.

Managua, 14 de marzo del 2019

Comité Ejecutivo Nacional (CEN)

CONSTRUIMOS NICARAGUA

Comentarios potenciados por CComment